domingo, 24 de mayo de 2009

Sobre la descarada manipulación de las declaraciones de Gamoneda sobre Benedetti



Extraído de Faro Gamoneda. Para ir al blog, pincha aquí.


Los diarios El Mundo (en su edición en papel) y Público han propiciado estos días una absurda polémica, manipulando descaradamente unas declaraciones de Antonio Gamoneda sobre la poesía de Mario Benedetti.
De la "forzada" polémica se han hecho eco algunos blogs de poetas, periodistas, editores y críticos bastante serios, de los que ofrecemos una pequeña relación:

Crítica poética y contracrítica (Colectivo Adisson de Witt / ‘Gamoneda y Benedetti’).

Pepo Paz (El editor en su laberinto / ‘Matar al poeta: Gamoneda-Benedetti’)

Aben Yusuf (: ‘La verdad sea dicha sobre cierta poesía española’)
---
José Manuel Ruiz Martínez (Omphalos crítico / ‘Benedetti, Gamoneda, y la poesía’)
---
Angélica Tanarro (Calle 58-Blog de la periodista de El Norte de Castilla / ‘Una actitud nada común’)
---
sopadepoetes(’¿polémica gamoneda respecto a benedetti? no hay tema. benedetti descansa en paz’)
~ ~ ~

He aquí las declaraciones de Gamoneda sobre Benedetti, tal como las reflejaron algunas agencias y también el diario El País:

"Su muerte me ha entristecido. Era un hombre necesario que destacó por su honradez intelectual y capacidad de crítica. Lo que intentó hacer lo hizo bien. Cumplió su propósito ampliamente. Respeto su manera de entender la poesía pero no la comparto. Para mí, la palabra meramente informativa y la crítica moral tiene su lugar en los periódicos, en la televisión, en los púlpitos si se quiere, pero la modalidad esencial del pensamiento poético no es ni reflexiva ni crítica sino un tipo de otra naturaleza, y determina un lenguaje que también es de otra naturaleza".

Añadimos, también, unas declaraciones del escritor gallego Méndez Ferrín sobre este asunto, publicadas en El Faro de Vigo:

El escritor gallego Xosé Luis Méndez Ferrín conoció a Benedetti durante una visita del poeta a Vigo para participar en el CLUB FARO en 1994. Él fue el encargado de presentarlo. "No me decepcionó en absoluto la idea que tenía sobre su persona; era paciente, bondadoso e inteligente y no creo, en absoluto, que su poesía fuera vulgar; es realista, comunica y tiene calidad", asegura Ferrín. Sin embargo, el literato gallego no condena las palabras de Gamoneda, que asegura están exentas de elitismo. "Habla desde su libertad y verdad y eso no es condenable. Además, esa opinión no tiene nada que ver con su persona, sino con una distinta manera de concebir la poesía", advierte.Para Ferrín, la figura de Benedetti "representa el prototipo de intelectual de izquierdas en América Latina, polifacético. Era una persona amigable, próxima, generosa y muy inteligente; tal vez la poesía no sea su aportación más importante, ya que no hay que olvidar su obra como prosista, ensayista y articulista", explica.Aquel primer encuentro en Vigo, que se alargó hasta altas horas de la noche, fue para Ferrín "inolvidable". "Si hubiéramos vivido en los mismos escenarios, habríamos sido buenos amigos", asegura.

Y descanse en paz Benedetti, un poeta y un ser humano entrañable y, sobre todo, muy querido.

21 comentarios:

Viktor Gómez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
kokotera dijo...

Gracias Arturo. Y así, de paso, he conocido este sitio tuyo. Un abrazo

Stalker dijo...

Es de lamentar que dos hombres nobles se hayan visto envueltos en una polémica que ninguno de los dos merecen. Polémica creada por los medios de comunicación y jaleada por los que estaban afilando los cuchillos y esperando a Gamoneda.

Al leonés sólo se le puede reprochar la inoportunidad de sus declaraciones, no porque sean irrespetuosas (entiendo que habla desde el más absoluto respeto), sino porque, sabiendo que se la tienen jurada desde una declaración análoga que hiciera sobre Ángel González, debería haberse guardado sus impresiones para otro momento. Debería haber previsto que armarían un revuelo mediático inútil y grosero.

Pero las descalificaciones tan groseras que ha recibido nos sitúan, de nuevo, en el sainete y el esperpento, tradiciones inequívocamente castizas y propias.

Además, estoy seguro de que si Benedetti viviera saldría a defender a Gamoneda de esas acusaciones.

En fin, triste espectáculo que al menos tiene una cosa buena: y es que han caído todas las máscaras. Hay gente que ya no podrá jugar la carta de la moderación porque se han situado, voluntariamente, en el escarnio.

Abrazos

Adolfo González dijo...

Buenos días, Arturo. Copio y pego el comentario que hice en el blog de Viktor:

Ni pies ni cabeza, Viktor, lo que os habéis creído.

¿No vistéis en la televisión lo que dijo de Benedetti y, sobre todo, el modo en que lo dijo?

Dijo que la poesía de Benedetti estaba “conmovedoramente desorientada”, con cierto aire de superioridad, con un gesto compasivo de perdonavidas, como si estuviese hablando de los poemas de un colegial y que “desconocía lo esencial del pensamiento poético”.

Pues bueno, Gamoneda, que siempre ha hablado de la poésía como la forma de creación más libre de las artes, ha sido libremente objeto de mi burla en un poema.

Y te puedo asegurar que mis acciones no se deben a ningún casamiento con nadie ni a una trama contra nadie.

Ahora bien, lo fácil es que os creáis que Gamoneda y sus amigos sois todos unos poetas santos, y unas víctimas.

Un abrazo.

P.D.: podéis querer ver algún tipo de manipulación y veros a vosotros mismos como los decentes, pero es una actitud la vuestra, en mi opinión, que está a favor de la muerte. No hay peor ciego que el que no quiere ver la verdad. Me voy rugiendo, como si fuera un lobo.

Viktor Gómez dijo...

Hay lobos vestidos de cordero
que acechan y en cualquier oportunidad entran al granero y se comen todas las aves indefensas.

Un abrazote

Víktor

P.D: En Ilusiones perdidas, blog de Alicia Martinez, se reprodujo esta entrada tuya sobre Gamoneda.

ver aquí:

http://blogs.que.es/ilusiones-perdidas/2009/5/25/manipulacion-las-declaraciones-gamoneda-sobre-benedetti

Leonardo dijo...

Muy interesante toda esta polémica que prueba, a mi parecer, la popularidad de Benedetti. Popularidad que para unos es buena y para otros mala. Desde Neruda, quizás, no había tanto revuelo y emoción por la muerte de un poeta. Es verdad, Benedetti representa a una generación (la de izquierdas, la de las dictaduras del cono sur y del exilio) y es todavía muy temprano para saber cómo juzgará el tiempo su obra (juicio que también se puede relativizar). Gamoneda y Benedetti representan dos vertientes de la poesía que siempre han existido y existirán y se opondrán porque son radicalmente opuestas, ¿alguien no lo sabía? Finalmente, todo esto muestra la vitalidad de la poesía: que los unos lean a uno y los otros al otro, que saquen las saetas mientras los demás los leemos a los dos.

Arturo Borra dijo...

Gracias Kokotera, bienvenida por aqui. He decidido publicar la entrada que han realizado en farogamoneda porque es realmente penoso lo que han hecho.
Comentarios inquisitoriales, que no hacen más que poner en evidencia todos los odios que circulan.
Gracias y otro abrazo,
Arturo

Lola Torres Bañuls dijo...

Pues si.

A mi esas polémicas me entristecen, porque creo que la poesía es algo más que la bazofia que han manipulado los medios de comunicación.
Estoy segura que han enfrentado a dos personas tan grandes como humanas y estoy segura que si pudieran estar compartiendo mesa y palabras, hablar de poesía tanto Benedetti como Gamoneda lo harían juntas y para ellos serían un encuentro inolvidable y extraordinariamente enriquecedor.

No me gustan estas polémicas. No las comparto.

Gracias Arturo por tu granito de arena en favor de algo que creo es justo.

rubén m. dijo...

Reitero lo que he dicho en otras partes: lo que aquí se puede leer que ha dicho Gamoneda me parece muy respetuoso. Desde la diferencia de ideas estéticas, que es lo que jode.

A ver cuánto tarda Sabina en sacar sus ripios contra Gamoneda.

Por otra parte la gente que acusa a Gamoneda de "elitista", "oscuro" y demás infantiladas (quieren que toda España escriba poesía para los libros de la ESO? y que conste que soy profesor de instituto) deberían leerse "Blues castellano", donde encontrarán algunos de los mejores poemas de estética realista y compromiso social de la poesía española del siglo XX.

No son mundos tan irreconciliables, la poesía de ambos. Pero qué más da, el caso es hacer de Gamoneda un espantapájaros a medida de sus odios, y que los que se llenan la boca hablando de "libertad de expresión" saquen la artillería pesada de la manipulación mediática.

Arturo Borra dijo...

Sí Stalker, todas estas falsas polémicas son lamentables, porque hacen daño y desatan una sarta de oportunistas que esperan cualquier ocasión para arremeter contra aquellos que recuerdan su mediocridad poética, por el mero hecho de estar.
Muy sintomático de los “varones” oficiales de la poesía: todo aquello que cuestione su centralidad será sistemáticamente descalificado.
Cierto que no ha sido el momento más oportuno para trazar esas diferencias (por lo demás, previsibles a la vista de las poéticas respectivas). Pero también es cierto que la iniciativa fue peridística y que Gamoneda no iba a dejar de decir lo que piensa…
En síntesis, estas escenas desenmascaran, como decís. Traer al blog un asunto así es intentar dar visibilidad a toda esa infamia disimulada cotidianamente y, de la misma manera, poner en cuestión semejantes operaciones descalificatorias.
Gracias amigo por sumarte.
Un abrazo,
Arturo

Arturo Borra dijo...

Hola Adolfo, en primer lugar, valoro que no te refugies en el anonimato, pero para ser sincero me parece que tu comentario roza el insulto y tiene una carga agresiva innecesaria, y más todavía cuando apenas me/nos conoces. Citar como fuente la televisión es completamente erróneo; si hay un espacio de radical tergiversación es, precisamente, la “caja boba”. Convertir un disenso en cuanto a concepciones poéticas en una guerra simbólica, maniquea y descalificatoria -tal como lo han hecho los medios y escritores implicados- es un disparate cargado de mala fe, y si me sumo con esta entrada lo hago porque me cuesta no tomar partido ante una injusticia así.
En cuanto a lo que dices, me parece que partes de una sobreinterpretación marcada por la animadversión: citas fragmentos descontextualizados y los completas con calificaciones que no se infieren de lo dicho: “con cierto aire de superioridad”, “con un gesto compasivo de perdonavidas, como si estuviese hablando de los poemas de un colegial y que “desconocía lo esencial del pensamiento poético””. ¿No te parecen demasiadas presunciones? Hay muchos prejuicios en juego… y si encima conviertes a un poeta respetable en objeto de burla me parece un chiste de mal gusto…, aunque como diría Freud, es una vía regia al inconsciente del autor.
Para terminar, lanzas acusaciones insostenibles, carentes de todo fundamento: “…lo fácil es que os creáis que Gamoneda y sus amigos sois todos unos poetas santos, y unas víctimas”. Nadie se santifica… ni mucho menos se victimiza. Llama la atención que ni siquiera te tomes el trabajo de justificar tus acusaciones, aunque si partes así, el camino del diálogo más bien se cierra. Y desde luego, no sólo somos tipos decentes –que no andamos tramando premios totalmente corruptos ni vivimos de los intercambios de favores ni actuamos en bloque ni nos regimos por una ética del acomodo y la difamación- sino que además nos oponemos a los gestos facilistas, como por ejemplo el tuyo al decir tonterías como que estamos a favor de la muerte…
Lo dicho entonces… la dureza con quien no se conoce es de mínima un acto de violencia simbólica que por mi parte no proseguiré.
Un saludo,
Arturo

Arturo Borra dijo...

Sí querido Víktor, lobos que sacab sus dientes cuando tienen oportunidad, aunque para ello haya que falsear y construir antagonismos allí donde sólo hay diferencias.
Como sea, amigo, va otro abrazote y ya la seguimos pronto.
Arturo

Arturo Borra dijo...

Claro que sí Leonardo, la poética de Benedetti es popular no sólo por tener un público amplio sino también porque parte de una matriz de producción cultural marcado por claves de la cultura popular. Ese es un camino que respeto, claro, pero nadie está obligado a rezar a ese tipo de poesía.
A mí me entristece que se use una muerte para darle caña a otro poeta que -por lo visto- los grupos dominantes odian.
Comparto entonces lo que decís: vertientes opuestas pero hermanadas por su coherencia interna.
Puede, finalmente, que tengas razón con respecto a la vitalidad de la poesía, aunque sobre ese punto no estoy tan seguro y en todo caso, me pregunto qué se edita hoy (no sólo en España). Me tomo que ahí "lo popular" no es usado como clave productiva sino más bien como clave de comercialización.
Como sea, va un abrazo y gracias por tus reflexiones,
Arturo

Laura Giordani dijo...

Creo que ya han comentado lo más relevante de esta absuda polémica, artificial como una gripe de laboratorio pero igualmente ponzoñosa. Las declaraciones de Gamoneda, a quienes los periodistas fueron a preguntar, me parecen totalmente respetuosas e incluso elogiosas en varios puntos como la honradez intelectual de Benedetti, su coraje cívico, su espíritu critico. Y me parece legítimo que dentro de se reconocimiento global se permita realizar una matización, marcar cierta distancia estética... ¿es eso tan terrible? ¿En qué tipo de sopor colectivo hemos caído que somos tan intolerantes al disenso? Lo que piensa Gamoneda respecto a la poesía de Benedetti lo pensamos muchos, pero claro, no todos se atreven a decirlo y hacerse cargo con nombre y apellidos.

Mi solidaridad con Antonio Gamoneda, persona noble quien quizás no calculó de qué manera utilizarían sus palabras, quien a través de sus conversaciones junto con su mujer Angelines, me transmitieron el profundo amor que sienten por latinoamerica y su gente haciéndonos sentir arropados aquí en España.

Un abrazo.

Laura.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Antes ya dejé un comentario en el blog de Laura giordani, sí, me refugié alli en busca de poesía y huyendo de polémicas estériles, como la que hoy me he desayunado en varios blogs. La poesía es poesía, el poeta es eso, poeta y normalmente solitario, con sus problemas y sus versos callados. Yo ni quiero quitar ni poner nada de lo que he leído en algunos blogs, me niego a ello. Tan solo os diré una cosa, hace muchísimos años, en Valencia hubo un congreso o algo parecido sobre poesía, sí como lo habeis oido, aquello acabó en juzgados, denuncias, tribunales, odios viscerales y peleas entre unos y otros. Desde entonces, sigo escribiendo como hace décadas o más, pero fuera de contextos enrarecidos, solo, más solo que la una, con la única compañia de las palabras. La poesía eso eso, soledad, quietud, composición, humildad y ante todo respeto a todo y a todos, perdonarme esta intromisión, pero es lo que pìenso y lo que quería decir. El verbo normalmente es frío, las palabras, las que verdaderamente lo son, siempre estarán lejos de enfrentamientos y luchas estériles.

ana dijo...

Cuando vi las declaraciones de Gamoneda a mí me pareció muy bien que diera su opinión sobre la poesía de Benedetti, una opinión que además dio muy respetuosamente, sin insultar y reconociendo algunas cualidades del poeta. Lo que no me pareció bien fueron las declaraciones que luego dieron gente como Chus Visor o Benjamin Padros, declaraciones no sólo irrespetuosas sino con poca altura intelectual -compararon a Benedetti con el fútbol club Barcelona y a Gamoneda con no sé que equipo de futbol de segunda o tercera división, además de decir y redecir que a Gamoneda no lo lee nadie, como si eso fuera un argumento válido para determinar las virtudes poéticas de un autor-. Yo creo que uno debe dar su opinión sobre la poesía o los poetas, pero siempre desde el respeto y con razonamientos dignos, y a mí parecer Gamoneda no se salió ni del respeto ni de los razonamientos dignos, a diferencia de otros.

Arturo Borra dijo...

Querida Lola, claro que sí, estas polémicas entristecen. La poesía es también -pero no sólo- ese “algo más” que asoma detrás de todas estas intrigas pasionales que atraviesan lo humano en cualquier campo. Pero ese “algo más” a veces es bloqueado por esas intrigas y es entonces donde cabe intervenir y tomar partido.
Gamoneda y Benedetti, a esta altura, han mostrado en muchas ocasiones su humanidad y su grandeza; ni siquiera es preciso magnificar nada.
Tampoco me gustan las polémicas, pero cuando uno percibe estas tropelías cabe denunciarlas, con la ligera esperanza de que no retornen.
Gracias a vos por sumar tu granito.
Un abrazo,
Arturo

Arturo Borra dijo...

Hola Rubén, me alegra que también te sumes, que no te mantengas al margen, en definitiva, que seas claro. Comparto lo que decís: lo que perturba en esta época dictatorial es el disenso –y no digo ya la herejía crítica-.
Se han dicho demasiadas imbecilidades sobre Gamoneda y en general, con ciertos registros de la escritura. De hecho, admito que con el tiempo me cansan epítetos como los que mencionás: que es "elitista", "oscuro", “complicado”, poco “comunicativo”, etc.,etc.. Hay un registro subjetivo irrenunciable y quien quiera escribir poesía para instituto que lo haga, que está muy bien, pero otra cosa es que pretendan imponer su estética de la simplicidad a todos.
Y sí, "Blues castellano" es un contraejemplo para las acusaciones habituales a este poeta, pero en general, pienso que hay demasiado facilismo simplificador… Hace un tiempo, en una cena con unos “poetas” que se autoembanderan en la “poesía de la experiencia”, me preguntaban: Pero tu poesía, ¿se entiende o no? ¡Como si lo único que contara fuera eso: el maldito entendimiento! Como si el “actual entendimiento” entendiera algo… Por supuesto, el “se” entiende –anónimo supuestamente- aludía en verdad a si él era capaz de entenderla, y desde ese momento supe que jamás podría hacerlo.
En fin, gracias por pasarte por aquí y sumarte.
Va un abrazo,
Arturo

Arturo Borra dijo...

Sí Laura, ya lo hemos hablado bastante también, y todo este clima absurdo está desatado no por unos comentarios veraces sino básicamente por la mala fe de quienes esperan agazapados.
No creo que a nadie le guste ser cuestionado en lo específicamente poético, pero efectuado eso con respeto y afecto, tal como fue formulado, no debería escandalizar a nadie, a menos que vivamos en una sociedad que no admite o prohíbe tácitamente la crítica mutua entre pares. Pienso que éste es el caso dominante. Por eso cuesta tanto formular una crítica… y por eso cuando alguien lo hace está actuando con osadía intelectual.
Pienso que lo terrible, en definitiva, es la escasez de osadía actual y la dificultad inversa para encajar una mínima crítica, como no esté rodeada de elogios. Muy propio del espíritu egocéntrico en el que se regodea nuestra época.
También a mí Antonio y Angelines me han parecido personas excelentes, que no sólo no se callan la boca, sino que además son capaces de aceptar la crítica.
Gracias por sumar tu solidaridad.
Un beso
Arturo

Arturo Borra dijo...

Amigo Abelardo, te agradezco tu opinión, aunque no puedo compartirla en esta ocasión. Es cierto que la polémica es bastante estéril, pero una vez creada podemos aprender algo al respecto. Por ejemplo: el estado actual del campo poético español. Y podemos identificar las luchas que se dan en su seno y las "armas" que esgrimen algunos para difamar/descalificar a otro que, da la casualidad, es infinitamente mejor en términos poéticos que sus detractores.
La poesía no es sólo creación linguística; se inscribe en un contexto ideológico, político y social que no deberíamos desconocer, sobre todo, porque es desde ahí donde comprendemos por qué algunos poetas francamente pésimos tienen tanta prensa y tanto poder editorial.
En fin, hay una imagen romántica e idealizada del poeta que se parece poco a la mayoría de los poetas reales, igual de mezquinos o generosos que el resto de los mortales. Que haya batallas simbólicas en el campo poético es algo previsible y no me escandaliza, porque lo que está en juego son distintos proyectos ideológico-políticos, y en general, distintas apuestas filosófico-vitales. ¿Cómo podría hermanarme con alguien que es indiferente a casi todo salvo su ombligo?
Respeto desde luego tu opción personal y, para ser sincero, la soledad poética me preocupa menos que la soledad a secas.
La poesía es muchas cosas, amigo, y la que a mí me interesa es una capaz, entre otras cuestiones, de tomar partido ante la plétora de injusticias cotidianas y, en general, que es capaz de interrogar la noche.

En cualquier caso, te agradezco tu opinión sincera. La valoro y es bienvenida.

Un abrazo,
Arturo

Arturo Borra dijo...

Ya ves Ana, también estas polémicas pasan, y lo que queda es la escritura, la diferencia de la escritura.
Comparto lo que decís; no hubo falta alguna, sino ejercicio de la pluralidad. Mencionas a otros personajes... y también pienso que eso es oportunismo puro y duro...
Ya dije bastante, pero vuelvo a agradecer a cada uno y a vos por tomar partido. Necesitamos un poco más de osadía y menos temor a que luego nos veten y demás...
Demasiadas pleitesías diarias existen para sumar otras.
Va un abrazo,
ARturo