martes, 16 de octubre de 2007

Poemas de «Cicatrices» - Antonio Martínez i Ferrer





***

Sentado en unas alas
que no aprendieron a volar,
estalló el grito
y fuí citado a la calle
de los pasos ausentes.

Las orillas del tiempo
olvidaron mi nombre.


***

En la mesa
donde almorzaba
el naúfrago de las ilusiones,
depredadores
cercaban su sueño.

Detrás del patio
encontré
un pensamiento de hojas otoñales
con palabras húmedas
archivando viejas historias.

Cosas del otoño.

***

Entre los rompientes,
cantores de sal y fuego,
me arranco
sílaba a sílaba
el deseo de gritar.


Antonio Martínez i Ferrer (Valencia, 1939) reside en la actualidad en Alzira.
Como poeta ha publicado la trilogía de libros compuesta por «El rumor del patio» (Germanía, Valencia, 2006), «Angustia» (Germanía, Valencia, 2006) y «Corre, corre, niño de arena» (Germanía, Valencia, 2006), publicada doblemente en valenciano y en castellano. También ha participado en la reciente edición de "Cuadernos de Poesía Caudal", 2007, Gijón.


1 comentario:

Viktor Gómez dijo...

Un poeta que deshace, que desentierra, que asomado al filo del saliente, entre el vértigo y la noche, exclama con su verbo indócil, besa, con lengua de plata, redime con ojos de líquen, ilumina con tinta de salamandra los tiempos agraces, los linos sin cuerpo que cubrir de los abandonados.

Poeta de las cicatrices. Amigo de ojos desbordados. Niño de las edades raptadas. Entresueño sin ángeles ni lluvia.

En la desierta llanura del presente su fatiga escancia los números del abrazo infinito.

No muere su llanto, ni su voz se apaga. Vibra en el aire un dolor universal: cabe en un verso, tiembla como una gota en la rama.

Acertada elección de poeta y de versos, Arturo. Sigo la huella de tu blog, escrita en el agua.

Tu Viktor